Noticias

FacebookTwitterGoogle BookmarksPin It

Plataforma del Movimiento Social y Popular de Honduras

Email: plataformamovimientosocial@gmail.com
Facebook: http://facebook.com/pmsphonduras
Twitter: https://twitter.com/pmsphonduras
Youtube: /pmsphonduras
Teléfono: +504 9519-1092

Carta Publica desde Honduras en resistencia a las organizaciones sociales y populares de América Latina: La historia no debe repetirse

 

Compañeras y compañeros que desde América Latina contemplan atónitas/os y en directo, día tras día, la crónica anunciada y consumación en la práctica del fraude electoral en Honduras. Fraude que no es otra cosa que otro nuevo golpe de estado (tras el sufrido en 2009), al que ahora los analistas políticos le han denominado sutilmente “golpe blando”. Desde el 26 de noviembre se reporta a la fecha que 20 hondureños han sido asesinados, más de un centenar ha sido ha sido detenidos por los cuerpos de seguridad, sobre todo, por la Policía Militar y Ejército, se reportan más de 500 violaciones graves de derechos humanos.

Desgraciadamente en Honduras, como en muchos otros países de nuestra Patria Grande latinoamericana, sabemos muy bien lo que es vivir un fraude. Y lo sabemos porque vivimos cada día y desde hace mas años de los que somos capaces de recordar en este impuesto y mal llamado “sistema democrático”, donde el sistema es en sí mismo un “gran fraude histórico” al que las organizaciones sociales y populares de Honduras hemos denunciado sistemáticamente como esa “gran mentira” que nos negamos tercamente a reconocer o aceptar.

Esto que algunos llaman democracia, encierra una falsedad y una injusticia tremenda. Es todo un sistema perfectamente tramado para la dominación de los pueblos por parte de las élites políticas, económicas, religiosas, militares y financieras, tanto de las oligarquías y capitales nacionales como transnacionales. Ellos son el poder detrás de nuestros gobiernos y de nuestros estados. Sabemos que su democracia es solamente una ficción que enmascara la dictadura económica.

Pero esta breve lección básica de historia cotidiana en América latina (y gran parte del mundo) tiene un agravante en esta nuestra querida tierra hondureña al que hay que prestar atención especial, porque sus consecuencias afectan a todo el continente. Ya lo vivimos y denunciamos en 2009, y hoy la historia se repite. Y se trata de evitar que la historia se vuelva a repetir en el futuro.

Honduras fue el terreno elegido en 2009 por la derecha neoliberal del continente, y sus socios transnacionales a nivel mundial, como laboratorio donde experimentar sus políticas represivas cuando sintieron que los intereses de su proyecto global estaban en riesgo. Los movimientos sociales y populares no logramos contrarrestarles en aquel momento y su golpe de estado se consumó y, desde entonces, se consolidó. Lo que se nos vino después en todo el continente todas/os los sabemos y lo sufrimos: golpes suaves, golpes democráticos, golpes institucionales… o como les queramos llamar; en Ecuador, Paraguay, Brasil, Argentina…

En Honduras, aquel éxito que obtuvieron en 2009 trajo consigo el aumento sustancial de la corrupción estatal, el saqueo de las ya de por si débiles instituciones del estado y sobre todo un nuevo modelo de gobernanza que relaciona represión, inseguridad, narcoactividad, asesinatos, desapariciones, torturas, amenazas, desigualdad, pobreza y la venta a pedacitos del territorio nacional. El vil asesinato de Berta Cáceres en 2016 y de cientos de defensores/as del territorio, son los ejemplos más dramáticos de que su codicia no tiene límites. Su objetivo último es la mercantilización y puesta en venta de todos los bienes naturales, materiales y hasta humanos. Es el neoliberalismo, el patriarcado, el racismo y la colonización llevados a su máxima expresión.

En 2017 Honduras es de nuevo el epicentro geopolítico del laboratorio experimental del neoliberalismo mundial. Si permitimos que de nuevo en Honduras triunfe su experimento, ahora de un descarado fraude electoral ante los ojos del mundo, con observadores internacionales de la OEA y de la Unión Europea presentes, etc… no es difícil proyectar cual será la estrategia que de seguro implementarán en el futuro cuando lo consideren necesario en cualquiera de nuestros países.

Las consecuencias que nos tocaría enfrentar en Honduras de consolidarse el fraude actual, al igual que desde cualquier otro país que en el futuro sea objeto de una situación similar, serían la profundización y radicalización sistemática de lo que hemos venido sufriendo en Honduras desde el golpe de 2009.

Por todo ello es fundamental redoblar los esfuerzos desde todos los movimientos sociales y populares del continente y del mundo. Reiteramos nuestro llamado a las organizaciones sociales, populares e internacionales fraternas a acompañar al pueblo hondureño que sigue luchando contra el autoritarismo y la militarización de la dictadura cívico militar dirigida por Juan Orlando Hernández.

Les exhortamos a denunciar y movilizarse en sus países en solidaridad con nuestra lucha de liberación mediante las siguientes acciones:

1. Presionar para que los gobernantes de sus países se pronuncien contra este Golpe electoral, el cual seguramente sera replicado a lo largo de latinoamerica y el mundo.

2. Exigirle a la OEA, ONU, UE, USA, respeto a la voluntad del pueblo soberano, quien se expresó mediante elecciones democráticas el 26 de noviembre y su elección fue por Salvador Nasralla.

3. Exigir castigo a los culpables, por la sistemática violación de los DD.HH del pueblo hondureño que se incremento a partir del 26 de noviembre del 2017.

Finalmente expresarles que este pueblo heroico, desde el 26 de noviembre se mantiene en las calles, en las carreteras, en todos los rincones del país, luchando y resistiendo contra este dictador, para garantizar el ejercicio de la democracia.

 

Honduras 11 de Diciembre del 2017

¡No podemos permitir que la historia se repita!!!!!
¡Sólo el pueblo, salva al pueblo!
¡Abajo la dictadura!
¡Democracia real ya !!!” 

 

 


¿Qué está pasando en Honduras?

Honduras convulsiona desde el pasado domingo 26 de noviembre, día en que se celebraron las elecciones presidenciales. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) aún no ha presentado resultados de quien sería el nuevo presidente de Honduras.

Se está tratando de imponer, una vez más, el fraude electoral como mecanismo para sostener el poder económico y político por parte de la oligarquía nacional, dando continuidad al modelo de represión y muerte, dirigido por Juan Orlando Hernández.

Protestas contra el continuismo

Ante la gravedad de la ilegal continuidad del régimen militarista de Juan Orlando Hernández, por todo el país se están produciendo movilizaciones contra esta imposición, considerada como un  robo de las elecciones por el oficialismo, reclamando que se respete el triunfo de Nasralla. Bloqueos de calles y otras manifestaciones, que están siendo fuertemente reprimidas por las fuerzas de seguridad y la policía hondureña

¿Fraude?

El lento conteo beneficiaba estrechamente al presidente Juan Orlando Hernández, del Partido Nacional (PN, derecha), con 42,68 por ciento frente al 41,60 por ciento de Nasralla, con el 90,40 por ciento de las actas escrutadas.

La ventaja de Hernández levantó sospechas entre líderes opositores después de que el primer recuento de votos del TSE, la madrugada del lunes, diera a Nasralla una ventaja de cinco puntos.

El TSE no volvió a divulgar datos hasta la tarde del martes y en cada nuevo informe ha ido reduciendo la diferencia entre ambos, mientras que el porcentaje de los otros siete aspirantes presidenciales prácticamente no varía.

Los simpatizantes de la Alianza protestaron en media decena de ciudades del país por lo que consideran robo de las elecciones por el oficialismo, señalan medios oficiales.

Plataforma del movimiento social y popular de Honduras, PMSPH

Desde la Plataforma de Movimientos Sociales y Populares de Honduras, PMSPH, ante la nueva y reiterada imposición del fraude electoral como mecanismo para sostener el poder económico y político por parte de la oligarquía nacional y ante la gravedad de la ilegal continuidad del régimen militarista de Juan Orlando Hernández, realizan el siguiente comunicado al pueblo hondureño:

Primero: Declaramos nuestro rechazo absoluto y categórico al proceso electoral fraudulento que legitima la continuidad del modelo de represión y muerte, dirigido por Juan Orlando Hernández

Segundo: Convocamos desde nuestros territorios, en los 18 departamentos de Honduras, a todas las organizaciones, caseríos, comunidades y municipios a la movilización permanente en contra de la imposición y la ilegal reelección de la dictadura cívico militar encabezada por JOH.

Tercero: Llamamos a nuestras comunidades a planificar y organizar la defensa y protección territorial ante la militarización y la represión que intenta desatar el actual régimen dictatorial para sostenerse en el poder.

Cuarto: Responsabilizamos al gobierno de Juan Orlando Hernández y las Fuerzas de seguridad del estado por cualquier violación a los derechos humanos que sufra nuestro pueblo producto de su legítimo derecho de rebelarse en contra de la tiranía.

Quinto: Denunciamos la complicidad de instituciones internacionales como la Organización de Estados Americanos, OEA, que han servido de soporte para legitimar la ilegalidad de la reelección presidencial y garantizar el reconocimiento internacional del fraude electoral y que tienen como cómplice fundamental a los Estados Unidos.

Finalmente, hacemos un llamado a las organizaciones internacionales fraternas a acompañar al pueblo hondureño que lucha por liberarse de las cadenas del autoritarismo y la militarización de la dictadura cívico militar dirigida por Juan Orlando Hernández. Les exhortamos a denunciar y movilizarse en sus países en solidaridad con nuestra lucha de liberación.

Propuesta para una salida a la crisis

La Convergencia Contra el Continuismo, ante estos hechos, plantea al pueblo hondureño, a los partidos políticos, y al Tribunal Supremo Electoral la siguiente propuesta de solución:

Ante el agravamiento de la crisis política provocada por el comportamiento irresponsable y parcializado del Tribunal Supremo Electoral al retardar y acomodar los resultados de las elecciones del 26 de noviembre  a los intereses del candidato ilegal  del  Partido  Nacional,  el actual  Presidente de la República, Juan  Orlando Hernández, ha creado un  ambiente  de  indignación, obligando al  pueblo a manifestar  su repudio y  su reclamo  de transparencia  en el manejo de las actas para evitar que sea burlada la voluntad  popular e impedir un fraude prefabricado a través de argumentos y cifras falsas divulgadas  por los medios de comunicación  al servicio del gobernante,  quien,  hasta el último momento, "hará lo que tenga que hacer" para usurpar la soberanía popular.

La Convergencia Contra el Continuismo, ante estos hechos, plantea, como una posible solución, lo siguiente:

1.  La realización de un conteo físico de acta por acta, bajo  supervisión internacional

2.  La depuración  y cotejamiento de actas del Tribunal Electoral con las de los partidos   como CONDICIÓN PREVIA para el conteo.

3.  La abstención por parte del Tribunal Supremo Electoral de formular la declaratoria del ganador  hasta haber finalizado dicho conteo.

Aprovechamos también para hacer un llamado al gobierno y a las instituciones encargadas  de velar por el orden público a abstenerse de ejercer cualquier tipo de violencia que atente contra los Derechos Humanos y las libertades públicas.

El Tribunal Supremo Electoral,  no debe ser fuente  de la violencia e inestabilidad que podría desatarse por no brindar al pueblo, la transparencia y credibilidad del proceso, de  por  sí  ya  cuestionada. Es irresponsable y deshonesto reprimir y acusar a quien es la víctima de la violencia.

¡NO SE PUEDE PEDIR CALMA A UN PUEBLO IRRESPETADO CONVERGENCIA CONTRA  EL CONTINUISMO!

 
 
Categoría
  • Derechos humanos
  • Territorios y bienes naturales
Más noticias

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Trabajo en red
        Coop57 Revista Ecologia Política  Campaña NO al TTIP (Tratado de comercio e inversiones UE - EEUU)
 

ENTREPUEBLOS/ENTREPOBLES/HERRIARTE/ENTREPOBOS Av. Meridiana 30-32, entl. 2º B - BARCELONA - 08018 - TELÉFONO: (34) 93 268 33 66 - FAX: (34) 93 268 49 13 info@entrepueblos.org

Sitio implementado por Namastech S.L.

X

entrepueblos.org utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes obtener más información o cambiar tu configuración. Al continuar, aceptas nuestras cookies.